La historia detrás de nuestro vino Beso de Sirena

bodegas-taron-vinos-la-rioja-alta-nuevas-añadas-blanco-y-rosado-2021
Bodegas Tarón presenta las nuevas añadas de sus vinos más jóvenes y frescos
15 abril, 2021
Show all

La historia detrás de nuestro vino Beso de Sirena

Vinos-de-rioja-alta-Bodegas-taron-enoturismo-Beso-de-Sirena-etiqueta

Beso de Sirena es considerado el vino semidulce más afrutado de Bodegas Tarón y tiene una estética que siempre despierta la curiosidad. ¿Qué relación puede haber entre una sirena y un vino de Rioja? Hoy, vamos a destapar su  origen y a contar la historia que esconde.

Una clave del enigma está en nuestra ubicación. Bodegas Tarón se localiza al norte de la DOCa Rioja, muy cerca de los Montes Obarenes y en torno a cuatro pequeños pueblos con una larga tradición en el cultivo de la uva: Cuzcurrita, Tirgo, Sajazarra y Villaseca. Juntos conforman Territorio Tarón.

En este entorno privilegiado de Rioja Alta aparecen viñedos centenarios, iglesias románicas y castillos medievales que perfilan nuestro paisaje y son ejes de nuestra actividad enoturística. Un rico patrimonio histórico que, además, nos inspira cada día.

Así, de la observación (y el amor) de nuestro entorno más próximo, surge Beso de Sirena.

En Tirgo, la localidad donde se ubica nuestra sede social, encontramos la Iglesia románica El Salvador, que data de finales del siglo XII o inicios de XIII. Alzando la vista hacia uno de sus capiteles localizamos a nuestra protagonista: una sirena con doble cola.

Este y otros seres mitológicos son conocidos como seres del bestiario y son frecuentemente utilizados en frisos y capiteles románicos. Posteriormente en el medievo se utilizaban para representar el pecado y disuadir a los creyentes de seguir el camino equivocado.

Después de tener tan cerca ese capitel inspirador, no nos pudimos resistir a crear Beso de Sirena, un vino que representa la iconografía del deseo por excelencia, la sirena, cuya imagen ha perdurado a lo largo de los siglos.

Las sirenas son comúnmente simbolizadas como entes pisciformes: mujeres arrebatadoras con cola de pez (o doble cola de pez) en vez de piernas que frecuentaban las profundidades del océano.

Pero no siempre han sido representadas de esta forma. En la Antigüedad clásica se las conocía como mitad mujer por la parte superior y cuerpo de ave en la inferior (forma similar a Ba de la mitología egipcia).

Eso sí ambos tipos de sirena atraían locamente a los marineros con una irresistible voz melodiosa.

Estas criaturas han sido protagonistas de numerosos mitos y leyendas. La intervención más conocida es en la Odisea donde Ulises se enfrenta a su canto seductor el cual escondía intenciones oscuras.

Por ello acordamos hacer referencia a este poema épico griego a través de un fragmento de cosecha propia en el que transmitimos lo que representan las sirenas para Bodegas Tarón.

Decidimos incluirlo en nuestro packaging (concretamente, la caja que acompaña a nuestro vino Beso de Sirena) y dice así:

Ninfa marina, musa del terruño; mitad mujer y mitad pez, deseo y amenaza, alquimia, pasión y fe. Ambrosía de un instante, odisea sin retorno, aventura sin Ulises, promesa de un sueño azul en un océano de vides. Rumores de tentación, ósculos clandestinos, brindis al anochecer. Una lágrima varada en la orilla de la copa; un regalo para el alma. Paraíso perdido. Paraíso hallado.

Vinos-de-rioja-alta-Bodegas-taron-enoturismo-Beso-de-Sirena-etiqueta-detalle

Para poder transmitir plenamente nuestro concepto de sirena, creamos el escenario idóneo para acompañar la descripción de la protagonista.

El diseño de la caja comparte estética con la botella: dorado y turquesa hacen sintonía para representar una estética marina. Además, se incluye una pequeña sirena dorada y un estampado de escamas en dos tonos.

En consonancia, la botella borgoña de Beso de Sirena presenta una cápsula decorada con esos mismos motivos.

La etiqueta es de forma desigual y contiene a una sirena que lleva una hoja de parra adornando su pelo. Esta sostiene en la mano una copa de vino y su cola (turquesa y dorada) acaba dibujando un gran beso de color oro.

Se acompaña a la iconografía principal con un mar estilo minimalista y un pequeño barco de papel en la esquina, ambos en tonos dorados. Elementos que proporcionan más credibilidad a la estética marina.

En definitiva, Bodegas Tarón ha cuidado todos los detalles para proporcionar una imagen fiel y honesta de este ser mitológico a través de nuestro vino Beso de Sirena.

Recomendamos este vino a todos aquellos paladares que buscan la sensualidad y el sabor del deseo en su boca, cualidades propias de este caldo mágico.

Principalmente, el público fiel de este vino se compone por mujeres, pero al igual que los marineros, los hombres no pueden resistirse a sus incuestionables encantos.

Vinos-de-rioja-alta-Bodegas-taron-enoturismo-Beso-de-SirenaBeso de Sirena, nuestro vino semidulce más afrutado.

Bodegas Tarón lo conforman viñedos de más de 30 años con bajos rendimientos característicos de viuras viejas en suelo arcillo calcáreo.

Por ello Beso de sirena se compone precisamente por un 100% de viura y tiene una maceración pelicular de 12 horas a baja temperatura.

Este vino semidulce tiene un color amarillo suave, con tonos verdes. Su nariz es alegre con aromas de frutas blancas y de hueso. Dulce sin ser empalagoso y con un gusto final a fruta escarchada.

Beso de Sirena se distingue por sus tonos frescos y voluptuosos, por su cuerpo liviano y por su sabor suave.

Esos matices serenos y sensuales, elegantes pero complejos a la vez son la característica principal de este vino y se corresponden enteramente con la iconografía elegida para representarlo: las sirenas.

Tras exponer todas estas cualidades podemos afirmar que Beso de Sirena contiene la personalidad de esa criatura legendaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *